Registrarse
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Mi gordo corazón (cap. 01)
Jue Ago 25, 2016 9:00 pm por natiyami

» Hola de nuevo xD
Sáb Ago 20, 2016 8:30 pm por natiyami

» Foro Activo
Dom Feb 28, 2016 11:00 am por Katherina Kusanovic

» CDM Amor Dificil cap 1
Dom Feb 28, 2016 10:45 am por Katherina Kusanovic

» Despresento
Miér Feb 17, 2016 10:30 pm por Tyrion

» • Reglas del Foro •
Miér Feb 17, 2016 10:25 pm por Tyrion

» Hola! ... =/
Miér Feb 10, 2016 10:12 pm por Alois Trancy

» Cuando la humillación se convierte en obsesión +18
Lun Feb 08, 2016 8:14 pm por HazellUbeda

» Adivina el cosplay
Jue Ene 28, 2016 5:54 pm por Chesire

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Lun Ago 31, 2015 10:06 am.

La Serpiente de la Reina

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Serpiente de la Reina

Mensaje por Eika Storm el Miér Ene 25, 2012 3:01 am

Hola. 016 Cuánto tiempo. No quise subir este capítulo hasta terminar el siguiente a este pero conforme pasaba el tiempo estuve editando, editando y editando hasta que al fin lo estoy subiendo ahora. Gracias por sus comentarios y por seguir este fic por tan largos que sean los capítulos jeje.

PD: Este capítulo contiene una especie de yaoi.

*CAPÍTULO V: El baile
*CAPÍTULO VI: El príncipe de Francia (aquí)
*CAPÍTULO VII: Celos [Parte 1]
________________________________________________________________________________________

La Serpiente de la Reina

CAPÍTULO VI: El príncipe de Francia


En la fiesta, Alois se encuentra en su sillón con su pie bendado, no podía bailar dando como consecuencia su aburrimiento.

Claude: Su alteza.
Alois: ¿Sí, Claude?
Claude: Alguien logró ingresar a la entrada secreta y se llevó la espada demoniaca.
Alois: ¿Qué? -observa por todo el salón como buscando algo- ¿Dónde están el príncipe y esa linda chica? -dejó de buscar con la mirada- Claude, dile a la estúpida y esos tres inútiles que encuentren al príncipe Henderson y a Micaela, tú al ladrón.
Claude: -asiente-
Alois: ¡Ah! Y Claude, también diles que si los encuentran juntos… -voltea su cabeza hacia él- maten al príncipe. -ordenó con grave voz y una mirada que reflejaban celos-
Claude: Yes, your highness. -dicho esto se retiró a cumplir su orden-

Después de haber dado la alarma, Hannah y los trillizos fueron en busca de ambos. Mientras que en otro lado, Ciel decidió buscar al príncipe también.

Ciel: ¡Edward!… ¡Edward!… ¡Deja de esconderte! ¡No te servirá de nada!

Escuchó unos pasos tras suyo y volteó, al hacerlo las mismas pisadas volvieron a pasar y de nuevo volteó. Hasta que en un momento de distracción dos personas lo aprisionaron de los brazos y se lo iban llevando a otro lugar. Se trataban de 2 de los trillizos, el último hacía vigilancia.

Ciel: ¡Oigan! ¿Cómo se atr-…? Aggg ¡Suéltenme!

Trataba de liberarse. Cuando de repente algo o “alguien” pasó como rayo golpeando a los trillizos y tomando del brazo a Ciel y cubriéndole la boca lo conduce a otro pasillo.

Ciel: ¡Mmmm! ¡mmMm!
¿?: ¡Guarde silencio o nos encontrarán! -susurró-

Los trillizos los buscaron pero no los encontraron por eso decidieron seguir en otro lugar.

¿?: Despejado, podemos salir. -quita su mano de su boca-
Ciel: Edward… tú… ¿me salvaste?
Edward: Algo así como salvar, de hecho también casi fui atacado por una peliblanca. Afortunadamente escapé y llegué a tiempo para salvarla.
Ciel: Oh… -se sonroja, mas tuvo que regresar a la realidad- ¿P-p-pero por qué…?
Edward: Tengo varias preguntas que hacerte… y me… recuerdas a alguien especial.
Ciel: ¿Tu novia?
Edward: ¡QUÉ HORROR! -exclamó asqueado-
Claude: Con que el príncipe y el ladrón son la misma persona. -los ve juntos- Al Alteza no le gustará esto.
Edward: -se pone a la defensiva- Micaela, vete.
Ciel: Antes déme la espada.
Edward: La necesito en este momento. Además, ¿por qué te la daría?
Ciel: ¡No es de su incumbencia! -intenta quitársela-
Edward: ¡Váyase! ¡O tendré que utilizarla en usted!
Ciel: ¡…!

FLASH BACK

Sebas: Las almas destruídas por la espada demoniaca encontrarán su fin total y absoluto.

FIN DEL FLASH BACK

Sin más que decir, “Micaela” decide dejarlos solos antes de que el príncipe cumpliera su palabra no porque tuviera miedo de él, sino para comprobar si resistiría a un ataque de Claude (aunque lo dudaba).

Con Sebastian y Esteban

Esteban corría a reencontrarse con su ama pero Sebastian lo detuvo parándose frente a él.


Sebas: Alto.
Esteban: ¿Ahora qué quieres?
Sebas: No es lo que yo quiero, sino lo que tú quieres. -sonríe-
Esteban: ¿Te soy sincero? No entiendo lo que me estás diciendo y me estás asustando.
Sebas: Tengo una propuesta que hacerte.

Después de conversar…

Sebas: ¿Tenemos un trato?
Esteban: ¿Sabes? Es algo raro que 2 demonios hagamos algo como eso pero… está bien. -estrecha su mano-
Sebas: -sonríe siniestramente-

Con Edward y Claude

Edward quiso escapar de Claude, pero para lograrlo primero debía pelear contra él. Luego de minutos de lucha un mal movimiento de parte del príncipe hizo que Claude lo aprisionara sosteniendo sus muñecas tras la espalda y acercarle varios cuchillos que tenía entre sus dedos a su cuello.


Claude: ¿… Te rindes ahora?
Edward: Jej.
Claude: *¿De qué se ríe este mocoso?*
Edward: Zzzzzaaaiiaajjaaazziiieeet.
Claude: ¿…? *ese idioma… ¿acaso es…?*

Edward voltió la cabeza hacia él susurrando al parecer, en un idioma no humano. Los ojos del príncipe cambiaron a los de una serpiente en un parpadeo.

Spoiler:

Claude: *¡Este chico… es…!*
Edward: ¡Zzzaaaiiaajazziiieet!

Edward hipnotizó a Claude con sus ojos mientras varias serpientes salían de su ropa y se enredaban al mayordomo logrando su libertad, cayó de rodillas queriendo quitarse los reptiles. El príncipe se paró frente a él y remató: una ahorcó su cuello e hizo que quedara aparentemente inconciente.

Edward: Yo jamás me rendiría ante un ente tan patético. -dijo frío-

Pero cuando estaba por irse algo le tomó del tobillo y se sujetó a él.

Edward: ¡Pero qué…!

Claude lo hizo caer y al levantarse le arrebató la espada. Estuvo por clavársela pero el príncipe rodó para evitarlo, sin embargo terminó rodando por las escaleras que a centímetros se encontraban con Micaela pasando por ahí. Chocaron y rodaron juntos en las escaleras que conducían a un cuarto de limpieza cuya puerta se abrió cuando la golpearon. Edward terminó encima.

E. y C.: -adoloridos- Gg-¡auu…!
Edward: ¿M-Micaela…?
Ciel: -abre los ojos- ¿… Eh? -se sonroja- ¡EDWARD!
¿?: Disculpen, ¿ustedes aún no están muy jóvenes para esa clase de cosas?
Ciel: -rojo como tomate- ¿A QUÉ COSAS TE REFIERES? ¡NO ESTAMOS HACIENDO NA-…! ¡HANNAH!
Edward: -se gira a verla- ¡OYE! ¡ES LA PELIBLANCA QUE INTENTÓ ASESINARME! -se levanta y se pone en posición de ataque- ¡ATRÁS MADAM!
Hannah: Mhp, no me gusta nada tu acento.

En un movimiento rápido Hannah le dio una patada giratoria en los pies y al caerse el príncipe le tomó del cuello para evitar que se levantase y le apuntó con un cuchillo que sacó de su escote.

Edward: -en el piso asustado-
Hannah: Un solo roce y el veneno acabará contigo en un minuto. ¿Tus últimas palabras?
Edward: -sonríe y le guiña- Adieu mademoiselle. -alza la voz- ¡Micaela!

Entonces roció detergente en los ojos de Hannah que le ardieron mucho, aprovecharon su dolor y tomó la mano del príncipe para escapar corriendo del cuarto de limpieza.
Entraron a una habitación que parecía ser la de Alois y cerraron con cerrojo.


Ciel: Un momento, ¿dónde está la espada?
Edward: Un hombre con anteojos me lo quitó. Vámonos.
Ciel: No, he venido por la espada y no me iré sin ella.
Edward: ¿Qué no acabas de ver lo que sucedió? ¡Hay 5 sirvientes allí afuera que quieren asesinarnos y de no ser por mí ahora mismo estarías en un ataúd!

Alguien golpea la puerta intentando entrar por lo que Edward buscaba una salida. Ciel abrió el ventanal adentrándose a un balcón, ambos se asomaron y vieron la gran altura en la que se encontraban.

Ciel: Estamos atrapados. ¡No hay forma de que podamos saltar desde aquí!
Edward: -ve un gancho de ropa en un mueble- Sí la hay. -lo toma y cierra más la curva al cable a modo de colgador, pisando la baranda del balcón con un pie y luego con el otro- ¿Qué espera? Súbase. -le extendió su mano-
Ciel: ¿Ah? ¿Pretendes que salte desde aquí… -traga sonoramente- contigo?
Edward: Es eso o que la encierren en un calabozo. -dijo serio- Además sólo hay una oportunidad.
Ciel: -se sobresaltó al escuchar que golpeaban la puerta, estaban a punto de romperla- Me odiaré por esto mañana. -comentó al ver que no tenía alternativa y corre hacia Edward y se sube a la baranda con su ayuda-

Edward lo abraza pasando su mano de la cintura a su estómago, Ciel se sorprendió ante aquel contacto, su corazón se aceleró y un fuerte rubor se hizo presente en su rostro.

Hannah: -derriba la puerta- ¡Oigan!
Edward: ¡Sujétese bien!
Ciel: -asintió y abrazó con fuerza al príncipe-

Edward saltó del balcón deslizándose en el cable cuidando no soltar el gancho ni a Micaela, Hannah corrió para capturarlos pero fue tarde, mas se le ocurrió sacar un cuchillo y cortó el cable, causando que el príncipe y la marquesa cayeran casi llegando al suelo.

Ed/Ciel: ¡WAHHHHHHH!

Cayeron golpeándose con los frondosos árboles hasta rebotar en el césped y el príncipe tembloroso difícilmente se levanta quedando en 4 y se agarra un poco la cabeza.

Edward: Au… eso sí dolió… -busca a su compañera con la mirada- ¡Oye, Micaela!, ¿estás… -no terminó la pregunta: quedó en shock cuando vio que Micaela en realidad era…- Ciel… Phantomhive…-finalizó aún sorprendido-
Ciel: -al levantarse se tocó la cabeza, dándose cuenta que su peluca y el sombrero se le habían caído-
Edward: …
Ciel: -se incomodó con la mirada de Edward nuevamente fija en él- Esto… no es lo que parece… -dijo un tanto avergonzado, pero se sentía peor pensando que había hecho pasar vergüenza a una gran y prestigiosa familia como los Phantomhive-
Edward: -aún sorprendido, mecánicamente gateó hasta coger la peluca de Ciel y entregársela- … Se te cayó el cabello, “Micaela”.
Ciel: -rojo hasta las orejas y con el ceño frundido se la arrebató- ¡Cállate! -ladeó su cabeza queriendo ocultar su vergüenza-
Edward: -quería abrazarlo, pero tuvo que contenerse- Entonces… ¿tú no eres una chica?
Ciel: Perdón por desilucionarte. -contestó sarcásticamente esta vez cruzando sus brazos y con su cara roja como tomate-
Edward: *¡WOHOO! ¡Significa que no soy lesbi!* ¿desilucionarme?… ¿DESILUCIONARME? ¡PARA NADA!
Ciel: ¡¿…?! -le regresó su vista-
Edward: Honestamente, fue lo mejor que ha pasado en este día. -comentó sin saber que estaba sonriendo mucho-
Ciel: -se levantó de golpe y gritó confundido- ¿QUÉ?
Edward: -siguió sonriendo cerrando sus ojos, en eso Sebastian apareció seguido de alguien, al abrirlos- *¿Esteban…?*
Esteban: -transformado en su versión adulta- *Lo siento amo, me descubrieron.*
Edward: *Idiota… qué importa… no tenía sentido esconder tu identidad.*
Esteban: *¿No tenía sentido?* -se enoja pero se mantuvo firme-
Sebas: ¿Están bien?
Ciel: Eso… creo. -miró a Edward, se levanta y le extiende la mano para pararlo-
Edward: -se levanta- ¡Agggg! -se quejó tocándose un costado de su pecho de inmediato-
Esteban: ¡Príncipe! ¿Qué le sucede?
Ciel: ¡Edward! -lo sujetó antes de que cayera-
Edward: Ggg… mi… pecho… aghh…
Sebas: -posa su palma en el mismo y presiona un poco-
Edward: ¡Basta, eso duele!
Sebas: Tiene dos costillas rotas, debemos atenderlo cuanto antes o sufrirá un corte en los pulmones.
Edward: -se quita de Ciel y le habla a Esteban- De acuerdo, andando. -intenta caminar pero casi cae-
Esteban: -lo sujeta- Amo comprenda que no puede moverse, sólo se hará más daño.

Entonces se escuharon unos truenos que brillaron en el cielo ahora cubierto de nubes negras, una tormenta de lluvia y granizo había comenzado, sin embargo estaban algo protegidos por los árboles.

Edward: ¡Llévame a mi mansión ahora!
Esteban: Su mansión está a más de1 hora, el riesgo de que sufra una hemorragia interna es peligroso, no podemos-…
Ciel: Príncipe Henderson. -todos miran a Ciel- Mi mansión está muy cerca de aquí, ¿no cree que es mejor llevarlo hasta allá y pueda curarse?
Edward: Merçí, pero…
Ciel: Por favor, es lo mínimo que puedo hacer por salvarme.
Edward: … Waja. -dijo murmurando-
Ciel: ¿…?
Edward: Quiero decir… de acuerdo -corrigió-
Ciel: -asintió, aunque extrañado por esa palabra- Sebastian, vámonos antes de que esta tormenta empeore.
Sebas: Yes, my lord. -lo carga y salta yéndose-
Edward: Síguelo Esteban. -dada su orden el mayordomo lo carga y se va de la misma forma que Sebastian-

A mitad del camino…

Ciel: Sebastian.
Sebas: ¿Sí, Bocchan?
Ciel: ¿Qué fue lo que dijo el príncipe cuando le ofrecía quedarse? No parecía que hablase en francés.
Sebas: ¿Waja? Es árabe. Significa “de acuerdo, entendido, ok, está bien”.
Ciel: Un príncipe francés de nombre inglés que habla árabe… definitivamente tenemos a un chico problemático aquí.

Llegaron a la mansión Phantomhive.

Ciel: Puedes dejarlo en el sofá grande.
Esteban: Gracias. -arrecuesta a su amo con suavidad- ¿Cómo se siente?
Edward: Caí de un cable cortado a una altura de 10 metros, me golpearon varios árboles, tengo cortadas en mi cara, un par de huesos rotos, tengo frío, estoy empapado y mi cabello lleno de hielo, ¿cómo crees que me siento? -siente el dolor en su pecho- ¡Agggg!
Ciel: *Qué quejumbroso, se parece un poco a Alois.* Sebastian, trae el botiquín de primeros auxilios y toallas.

Cuando Sebastian se fue dejó al descubierto el cuadro del que tiempo antes Ciel le ordenó que se deshiciera, Edward sin querer le echó un vistazo y se sorprendió.

Edward: ¡…! *No puede ser… esa pintura es… exactamente igual a la que la madre de Ciel le dio a mi papá… ¿Cómo es que está aquí?*
Ciel: -se sorprendió por el cuadro- *¡Le dije a Sebastian que no lo quería ver!* -notó la mirada del príncipe a la pintura, tan concentrada- ¿Qué tanto le ves?
Edward: -leyó la inscripción debajo- Esa chica Jade Slytherin… es preciosa, -volteó hacia él- ¿no cree?

Ciel sintió cómo un fuego en su interior le crecía en todo el cuerpo, aunque sabía que eran celos, él prefería creer que era solo ira. Por otra parte Edward, al notar su expresión fruncida y no escuchar respuesta alguna, tan solo regresó su vista al cuadro y sonrió levemente.

Edward: ¿Y quién es ella? ¿su familiar? ¿su amiga?… -le miró- ¿su novia?
Ciel: ¿Qué no le dolía el pecho? -respondió un tanto enojado-
Sebas: -regresó con un botiquín y toallas en las manos- Traje lo que me pidió, Bocchan.
Ciel: -cogió una y se seca- Sebastian, te dije que te deshicieras de ese cuadro, ¿por qué está aquí?
Sebas: No, usted me ordenó que lo retirara de su habitación y cuando le pregunté donde quería que lo dejara me dijo en donde sea. Así que lo dejé en la sala principal.
Ciel: ¿Sabes qué? -lo quita de la pared- Llévalo al incinerador.
Edward: ¡NO! -todos lo miraron sorprendidos, por lo que tuvo que actuar rápido- Quiero decir… ¡no puedo soportar este maldito dolor! -se toca el pecho-
Ciel: Entonces quítese la camisa para que lo curen.
Edward: Agradesco su amabilidad, pero preferiría que Esteban lo haga. Sus poderes de sanación son más rápidos y efectivos que bendas y medicina. -terminó de hablar y Esteban posó sus manos sobre la zona del dolor, seguidamente una luz verde se hizo presente- Después de esto regresaremos a mi mansión, Esteban.
Sebas: No creo que sea posible. -dijo observando a través de la ventana- Parece que la tormenta seguirá hasta mañana.
Edward: -se enojó y dio un golpe en el brazo del sofá- ¡Demonios! ¡Au!
Esteban: ¡Amo no se mueva!
Edward: -se calmó-
Ciel: Príncipe, si lo desea puede pasar la noche aquí.
Edward: … Supongo que estará bien, pero sólo con la condición de que deje ese cuadro intacto. -dijo serio- Su madre debió de haber trabajado mucho en eso como para que usted lo queme.
Ciel: -se sorprendió- ¿Cómo sabe que lo hizo mi madre?
Edward: ¡…! Es que yo… d-digamos que tengo el don de la adivinanza. -inventó-
Ciel: Qué estupidez.
Edward: -apretó los dientes-
Ciel: -dejó la pintura en otro sofá- Sebastian, acomódales una habitación y dales ropa para que se cambien la mojada. No te olvides de hacer lo mismo conmigo. -dijo mientras se cogía las capas del vestido y se iba-
Edward: … *No entiendo… por qué tanta hospitalidad conmigo, después de lo de…*
Esteban: He terminado, amo. -quitó sus manos del pecho-
Edward: Ah, merçí. -se levantó del sofá a estirarse- Ahh me siento mucho mejor.
Sebas: Príncipe, por favor venga conmigo, la habitación en la que se hospedará queda en el siguiente piso.
Esteban: Voy también.

Sebastian encaminó a ambos a sus respectivas habitaciones y se marchó. Esteban cambió de ropa a su amo quien estaba apoyado de espaldas en el balcón.

Esteban: -arregla su chamarra- Listo, he terminado.

Tocan la puerta.

Edward: Adelante.
Ciel: -entrando- Vine a ver si está cómodo en su habitación.
Edward: Lo estoy, merçí.
Esteban: Prepararé su cena. Con su permiso. -se inclina y se retira cerrando la puerta tras él-
Ciel: Lamento que sea lo único de su talla que tenga para prestarle.

Spoiler:

Edward: No hay cuidado, me gusta vestir informal.

En la cocina...

Bard limpiaba los reposteros y las mesas, Meilyn lavaba los servicios y Finnian barría para sacar la basura.


Esteban: -entrando- Disculpen.

Todos levantan la vista y quedan sorprendidos por la belleza del mayordomo.

Esteban: ¿Les molestaría que tome prestada la cocina? -sonriendo-
Bard: N-n-no, para nada. Adelante.
Esteban: Gracias.

Enciendió la cocina y llenó una tetera con agua mientras que los otros tres sirvientes se reunieron en un rincón dándoles la espalda.

Finny: ¿Quién es él?
Bard: No tengo idea.
Meilyn: Creo que es uno de los huéspedes del Joven Amo.
Bard: Ahora que lo recuerdo, ¿que él no estaba con el príncipe?
Finny: Tal vez es su mayordomo.

Los tres echan una ojeada a Esteban, él sintió sus miradas y cuando se giró a ellos los sirvientes voltearon nuevamente.

Bard: Puede que sí lo sea.
Meilyn: ¿Pensarían que estoy loca si digo esto?
Bard y Finny: ¿Qué?
Meilyn: -se sonroja- Creo que es… más guapo que el señor Sebastian.
B. y F.: -se sorprenden-
Esteban: -parado detrás de ellos- Ah, le agradesco el cumplido señorita.
B., F. y M.: ¡Ah! -se espantan-
Esteban: -sonríe-

Bard se levantó y antes de hablarle aclaró su garganta.

Bard: Disculpa, ¿acaso eres mayordomo del príncipe Henderson?
Finny: ¿Vive en un castillo?
Meilyn: ¿Y también eres francés?
Esteban: Sí, algo así y no. Pero estuve en Francia por un largo tiempo que me aprendí el idioma, tal vez en otra ocasión pueda llevarla a París a conocer la torre Eiffel.
Meilyn: -ojos brillantes- ¿De veras?
Esteban: Wi, mademoiselle. -besa su mano-
Meilyn: -rojísima suelta un gran suspiro-
B. y F.: -viéndolos-
Finny: -sorprendido- Se sonrojó... más de lo que se sonroja con Sebastian.
Bard: Eso parece.

15 minutos después…

Cuando Esteban regresaba al cuarto de Edward y estuvo por girar la perilla la puerta se abrió de azote causando que la bandeja casi se le cayera de la mano. Quien salió corriendo de la habitación era un peliazulado con la cara completamente roja hasta el cuello y que para ocultarlo mantenía su cabeza baja. Esteban ocultó su sorpresa y entró lentamente, se encontró a su amo inmóvil, rojo hasta las orejas, sudando y con las manos temblorosas. Basado en sus observaciones dedujo lo que propablemente habría pasado en su ausencia, aun así quiso estar seguro.


Esteban: ¿Le sucede algo, amo?
Edward: -en shock-

En el cuarto de Ciel, se encontraba el mismo sentado pegado a la puerta, al rojo vivo y cubriéndose la boca con ambas manos.

FLASH BACK

Ciel: ¿Se siente mejor de salud, príncipe Henderson?
Edward: Como le dije en el baile: preferiría que sólo me diga “Edward”. -se levanta para dirigirse al balcón y apoya sus brazos-
Ciel: ¿No le agrada que le respeten?
Edward: No es eso. La verdad es sólo que siempre he odiado las formalidades. Es mejor no tener en cuenta la superioridad o inferioridad social de las personas, ya sabes, hablar como iguales. -sonríe mientras admira el enorme jardín iluminado por la luna llena-
Ciel: Se está contradiciendo a sí mismo. -lo acompaña- Si es eso lo que piensas, entonces tu mayordomo tendría que dirigirse a tí de la forma que dijiste, pero no lo hace.
Edward: Eso es diferente.
Ciel: Diferente porque…
Edward: Porque como tu mayordomo, él tampoco es “persona”.

Ciel giró a mirarlo fijamente, pero de alguna forma sentía que podía quedarse viéndolo por horas, días, hasta semanas; era como si estuviese hipnotizado, pero ¿hipnotizado por qué?

Edward: Hablando de personas…
Ciel: -reacciona-
Edward: Aún no me dijiste quién era la lindura del cuadro. -sonríe enterneciendo la mirada-
Ciel: ¡NO TE IMPORTA!
Edward: ¿Por qué te enojas tanto cuando te pregunto sobre ella?
Ciel: Eh…

Ahora que lo pensaba, Ciel se dio cuenta de que estaba confundido: no sabía si se enojaba porque le dolía recordar a su amiga “desaparecida” o porque el príncipe se enamoraba de ella. Después de analizarlo le enfurecía más su segunda teoría, cualquiera pensaría que porque al peluazul le desagradaba que cuando Jade reapareciera y conociera a Edward el príncipe la alejaría de su lado, pero era lo contrario… Un momento… eso quiere decir… ¡¿que Ciel siente algo por Edward?!

Ciel: P-por nada. -volteó su cara-
Edward: -se molesta-
Ciel: Cambiando de tema… debe de extrañar su hogar en Francia.
Edward: -suspira- La verdad es que… huí de casa.
Ciel: ¡…!
Edward: No quiero ser rey, no quiero estar encerrado en 4 paredes sentado y aburriéndome en todo el día, comprometerme, que hagan todo por mí y que la gente me hable como “usted”. -dolido- Me hace sentir tan cautivo, tan inútil… y que me tratan como si no fuera una persona.
Ciel: Entonces por eso fue que nunca anunciaste tu llegada a Londres, para que no sospecharan de tu ubicación.
Edward: Qué inteligente. -sarcástico-
Ciel: Aún así, tu vida ya está escrita, no importa lo que hagas no puedes huír de tu destino.
Edward: Sí se puede… con la espada demoniaca. -hizo una pausa- Tal vez no debería decir esto de mi propio país pero también hay muchas costumbres que me parecen ridículas: el perfume olor a zorrillo, comer caracoles y ranas…
Ciel: *No es su forma de pensar… de expresarse… su personalidad… no es que él también desee libertad aunque sepa que eso es imposible...*
Edward: Pero lo que me parece más estúpido es que hay que besarse cuando saludas a alguien. Realmente no quiero ser gobernador de un país así.
Ciel: *No es que él no pierda la esperanza… de ser como los demás... ni sus ojos… esos ojos tan idénticos a los de…*
Edward: Ciel... ¿me estás escuchando?
Ciel: *Entonces... por qué siento... esa...*

Aunque no paresca, el peliazul escuchó cada palabra del príncipe, “¿Así que besarse, eh?” fue lo que pensó, sólo se mantuvo fijo a los ojos esmeraldas de Edward, al perderse en su mirada inconcientemente se abalanzó hacia él y con rapidez juntó sus labios a los suyos.

Spoiler:

Dulces, cálidos, suaves y rojos como la sangre; fue como los describió. Los acomodó bien, le tomó de su nuca y su otra mano recorrió su cabeza acariciando y jugando con sus cabellos. Se quedó así por casi 15 segundos… hasta que por la falta de aire reaccionó. Se separó de golpe con un hilo de saliva uniéndolos, ambos jóvenes se intercambiaron una mirada de shock.


Edward: -rojo- Ciel… lo de besarse al saludar no era en la boca…
Ciel: -retrocedió lentamente un par de pasos- No… yo… esto… tú… esto no es… ¡¡ESTO ES UNA CONFUSIÓN, YO SIGO QUERIENDO A JADE!!

Huyó del cuarto avergonzado.

FIN DEL FLASH BACK

Ciel: -se abraza las piernas- *Antes no actuaba así, ¿qué rayos me pasa?… ¿por qué me pongo nervioso cuando estoy junto a él? Pero más aun… ¿Qué es esta especie de… atracción?* -se toca los labios como si los besara- *Esto no está bien… -esconde su cara en sus rodillas- ¿Qué hice?*.

Después de la cena Esteban preparó a su amo para dormir. Sin embargo, luego de que éste saliera el príncipe se levantó y se dirigió a abrir el ventanal que le daba acceso a un balcón para mirar el paisaje nocturno.

Edward: … Así que… nunca te olvidaste de mí…

Coge una rosa blanca de una rama de un árbol que colgaba muy cerca.

Edward: Ya somos dos… -dijo observándola en ambas manos-

A la mañana siguiente después del desayuno…
_____________________________________________________________________

Lo siento, fue muy largo. (n_nU) Pero...
¿Atraído hacia el príncipe? ¿Cómo se sentirá él cuando sepa que Ciel tiene prometida? ¿Le hará algún daño? ¿Se descubrirá que en realidad es la chica que ha estado buscando desde siempre? ¿Cuál es el trato que Sebastian y Esteban formaron para con Edward? Estas preguntas y más serán resueltas en el próximo capítulo de La Serpiente de la Reina: Celos.

Arigato gozaimasu! 017


Última edición por Eika Storm el Sáb Nov 10, 2012 6:14 pm, editado 4 veces

Eika Storm

Femenino Mensajes : 179
Fecha de inscripción : 30/07/2011
Edad : 20
Localización : Escribiendo fanfictions que hasta ahora no he publicado

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Serpiente de la Reina

Mensaje por DarkDiva el Miér Ene 25, 2012 4:42 am

waaaaaaaaaaaaaaaaa sta genial me encantaaa *o* espero la conttiii n_n aa si quieres participar en el fic dejame tu ficha
kisses!!!

DarkDiva

Femenino Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 18/09/2011
Edad : 22
Localización : mi cabeza
Personaje Favorito : Diva Goldsmith sasori (lo amo!!!! miamor) sasuke itachi sebastian wiiliam claude alois grell sutcliff deidara (nii-san)ciel <3 alois amooooooooooooo a todos X3

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Serpiente de la Reina

Mensaje por Karely Uchiha el Miér Ene 25, 2012 2:57 pm

kyaaaaaaaaaaaaa
sugoiiiiiiiiiiiiiiiiiii
me encanto el cap
kawaiiiiiiiiiiiiiiiii
>///< conti pronto
onegai xDDDDDD

Karely Uchiha

Femenino Mensajes : 1302
Fecha de inscripción : 01/08/2011
Edad : 25
Localización : En Tokyo - Japon Trabajando en un caso super secreto a lado de mi detective kawaiiiii L n///n
Personaje Favorito : Sasuke kun sexy Mi Gaarita precioso y mi Dectective kawaiii Ryuzaki L n///n

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Serpiente de la Reina

Mensaje por miyu yami el Sáb Ene 28, 2012 8:18 pm

waaaaaaaaaaaaaaa!!!!! simplemente genial!!!!!! y lindo!!!!
me encato espero el proximo capitulo no puedo esperar aaa que genial!!!!
me encanto te dejo karma cuidate sayo!!!

miyu yami

Femenino Mensajes : 178
Fecha de inscripción : 01/08/2011
Edad : 18
Localización : jugando ajedrez y observando mi reino DARK LUNACY alado de mi mayordono y amante
Personaje Favorito : ciel phantomhive, alois trancy, sebastian, claude los vocaloid y muchos mas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Serpiente de la Reina

Mensaje por Meidara el Miér Feb 01, 2012 9:20 pm

amo tu fic TTWTT
espero conti!!!!!!!!!

Meidara

Femenino Mensajes : 1529
Fecha de inscripción : 01/08/2011
Edad : 18
Localización : En una escuela militarisada tratando de ser inmadura de nuevo e.e
Personaje Favorito : shouji miketsukami-kun, ririchiyo shirakiin, sebastian michaelis, ciel phantomhive, alois trancy, claude faustus, soul eater, maka, miharu, yoite, miku hatsune rin kagamine, len kagamine, grell suctcliff, ronald knox, will T. spears, undertaker, Alemania, Italia, España, Romano, Japon, China

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Serpiente de la Reina

Mensaje por Meidara el Miér Feb 01, 2012 9:21 pm

amo tu fic TTWTT
espero conti!!!!!!!!!

Meidara

Femenino Mensajes : 1529
Fecha de inscripción : 01/08/2011
Edad : 18
Localización : En una escuela militarisada tratando de ser inmadura de nuevo e.e
Personaje Favorito : shouji miketsukami-kun, ririchiyo shirakiin, sebastian michaelis, ciel phantomhive, alois trancy, claude faustus, soul eater, maka, miharu, yoite, miku hatsune rin kagamine, len kagamine, grell suctcliff, ronald knox, will T. spears, undertaker, Alemania, Italia, España, Romano, Japon, China

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Serpiente de la Reina

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 6:46 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.